Desde 1988
1988 TIK
Aenor logo
Iqnet logo

En ASCENSORES ABANDO nuestra atención al cliente se materializa en un asesoramiento donde resolvemos cualquier duda o cubrimos cualquier necesidad, por esto, ofrecemos un servicio integral y de calidad.

Soluciones a
la medida

La imagen no esta disponible

En ASCENSORES ABANDO, ponemos a su disposición un excelente servicio de mantenimiento de ascensores y reparación. Nuestro objetivo es proporcionarle un servicio integral que promueve la tranquilidad y el confort que los clientes necesitan.

MANTENIMIENTO

La imagen no esta disponible

En ASCENSORES ABANDO nuestra atención al cliente se materializa en un asesoramiento donde resolvemos cualquier duda o cubrimos cualquier necesidad, por esto, ofrecemos un servicio integral y de calidad.

ASESORAMIENTO

La imagen no esta disponible

previous arrow
next arrow
Slider
Solicite
presupuesto

Las 4 averías en ascensores más frecuentes

11th febrero, 2020
Averías en el ascensor

 

Averías en ascensores: son seguros, pero no infalibles

Las averías en ascensores no son nada habituales, pero, por desgracia, de vez en cuando nos encontramos con ellas, y en esos momentos descubrimos hasta qué punto dependemos de los elevadores. Los ascensores no son solo uno de los medios de transporte más utilizados, sino también uno de los más seguros, sobre todo si los utilizamos en condiciones de seguridad. No obstante, y como cualquier otra máquina o instalación, pueden fallar.

Si bien no hay forma de protegernos con total garantía frente a los posibles fallos del ascensor, no cabe duda de que contar con un buen servicio de mantenimiento de ascensores disminuye en gran medida el riesgo de que se produzcan averías.

El trabajo de los técnicos de ascensores que de vez en cuando vienen por nuestro edificio y examinan el ascensor y todos sus sistemas puede parecernos rutinario, pero en realidad es muy importante: detectarán cualquier posible anomalía en el funcionamiento del ascensor y resolverán el problema antes de que se convierta en una avería que trastoque la rutina de nuestra comunidad de vecinos o empresa.

El mantenimiento es, por lo tanto, la clave para no encontrarte con las averías en ascensores más comunes de la que te hablaremos a continuación. Revisiones periódicas realizadas por profesionales de confianza como los que forman el equipo de Ascensores Abando.

 

¿Cuáles son las averías en ascensores más frecuentes?

Un ascensor puede estropearse de muchas formas, pero no todos los problemas suceden con la misma frecuencia. Las averías en ascensores más frecuentes son las siguientes:

 

Fallos en la alimentación eléctrica

Quedarse atrapado en el ascensor es la pesadilla recurrente de todas las personas que sufren claustrofobia o han pasado por alguna mala experiencia en un elevador. Cuando sucede, la causa suele ser esta: un fallo en el suministro eléctrico, que puede hacer que el ascensor funcione de forma errática o incluso paralizarlo completamente, haya o no personas en su interior.

Los fallos en el suministro en ocasiones se deben a razones ajenas al ascensor (un apagón, por ejemplo), pero otras veces el problema está en el motor. Es una avería que puede llegar a dañar gravemente toda la maquinaria del ascensor, con todo lo que eso implica, por lo que la consideramos un buen ejemplo de por qué contar con un servicio de mantenimiento de ascensores no debe considerarse un gasto, sino una importante inversión.

 

Desgaste de la polea

La polea es una parte fundamental de la maquinaria del ascensor, pero, como pasa con cualquier componente mecánico, se desgasta con el uso. Cuando eso sucede, el cableado del ascensor resbala sobre ella, lo que impide que el ascensor funcione correctamente. De nuevo, un calendario de revisiones periódicas es la mejor forma de evitar que el nivel de desgaste de la polea sea excesivo.

 

Impurezas en el aceite

Los componentes del ascensor deben estar bien lubricados si queremos que funcionen sin problemas, algo que es incluso más importante en el caso de los elevadores hidráulicos. Pero el desgaste natural de los materiales del ascensor provoca que de los diferentes mecanismos desprendan partículas metálicas que poco a poco se van mezclando con el lubricante, lo que al final termina disminuyendo su eficacia. Por este motivo, el aceite del ascensor debe analizarse periódicamente para controlar su nivel de pureza.

 

Problemas con los rodamientos

El mal funcionamiento de los rodamientos no solo es una de las averías más frecuentes, sino también una de las principales causas de los molestos ruidos en el ascensor que a muchos usuarios les resultarán familiares. Pero las piezas sueltas o desgastadas no solo son un incordio para los pasajeros: provocan vibraciones excesivas que, con el tiempo, pueden llegar a dañar el motor del ascensor. Por eso, si escuchamos cualquier ruido extraño en el ascensor, lo más recomendable es llamar a nuestra empresa de mantenimiento lo antes posible.

 

Estas son las averías en ascensores más frecuentes, pero, como ya comentábamos al comienzo del artículo, evitarlas está en tu mano.

Si quieres saber cómo puedes mantener tu ascensor siempre en las mejores condiciones posibles, no lo dejes para mañana: contacta ahora con Ascensores Abando y descubre un servicio de instalación y mantenimiento de ascensores en el que realmente puedes confiar.

Llámanos ahora al 944 100 755 o escríbenos a abando@ascensoresabando.com y te asesoraremos sin compromiso.