Desde 1988
1988 TIK
Aenor logo
Iqnet logo

En ASCENSORES ABANDO nuestra atención al cliente se materializa en un asesoramiento donde resolvemos cualquier duda o cubrimos cualquier necesidad, por esto, ofrecemos un servicio integral y de calidad.

Soluciones a
la medida

La imagen no esta disponible

En ASCENSORES ABANDO, ponemos a su disposición un excelente servicio de mantenimiento de ascensores y reparación. Nuestro objetivo es proporcionarle un servicio integral que promueve la tranquilidad y el confort que los clientes necesitan.

MANTENIMIENTO

La imagen no esta disponible

En ASCENSORES ABANDO nuestra atención al cliente se materializa en un asesoramiento donde resolvemos cualquier duda o cubrimos cualquier necesidad, por esto, ofrecemos un servicio integral y de calidad.

ASESORAMIENTO

La imagen no esta disponible

previous arrow
next arrow
Slider
Solicite
presupuesto

Las “tripas” del ascensor

19th septiembre, 2017

Cuando nos subimos a un ascensor la dinámica es sencilla: pulsamos el botón y o bien subimos o bajamos. Sin embargo, ¿cómo sabe en qué planta debe detenerse exactamente, o por qué parece que frena cuando estamos llegando a nuestro destino? La respuesta: una serie de sencillos mecanismos que, aunque no lo parezcan, son los que arman la complejidad del ascensor.

¿Qué ocurre en el ascensor al pulsar el botón para llegar hasta una determinada planta?

Cuando presionamos uno de estos botones la señal eléctrica va al cuadro de maniobras, un elemento que, a simple vista, pasa desapercibido para la gran mayoría de la gente y, sin embargo, es el cerebro del ascensor en sí. Este cuadro es una placa electrónica o un dispositivo digital que no sólo procesa las señales eléctricas que le llegan, sino que también gestiona la información. ¿Qué quiere decir esto? Pues que cuando pulsamos el botón se produce una llamada que queda registrada y, justo después, el motor se pone en marcha y el ascensor empieza a subir o a bajar.

Pero, ¿cómo sabe el ascensor el piso en el que debe detenerse?

El ascensor nunca se equivoca de planta debido a que encima de la cabina hay un detector y en cada piso pantallas (que pueden ser placas de chapa o imanes) que el dispositivo va leyendo conforme va subiendo o bajando. Por cada planta suele haber al menos dos pantallas a distinta altura y encajadas en el hueco del ascensor.

¿Y por qué parece que frena cuando estamos llegando?

Nuevamente el cuadro de maniobras se encarga de esto. Al ir leyendo pantallas, sabe cuándo se está acercando a su destino, por lo que genera la orden de ir más despacio. Ahora subirá de forma más amortiguada y, después, el detector alertará al cuadro de maniobras para que de la orden de parar, por lo que se activa el freno y la cabina queda encajada justo en el hueco que se corresponde con la planta a la que queríamos ir.

Ahora que ya sabes mejor cómo funciona un ascensor, recuerda que si tienes que instalar uno en Ascensores Abando en Bilbao estaremos encantados de prestarte el servicio.