Desde 1988
1988 TIK
Aenor logo
Iqnet logo

En ASCENSORES ABANDO nuestra atención al cliente se materializa en un asesoramiento donde resolvemos cualquier duda o cubrimos cualquier necesidad, por esto, ofrecemos un servicio integral y de calidad.

Soluciones a
la medida

La imagen no esta disponible

En ASCENSORES ABANDO, ponemos a su disposición un excelente servicio de mantenimiento de ascensores y reparación. Nuestro objetivo es proporcionarle un servicio integral que promueve la tranquilidad y el confort que los clientes necesitan.

MANTENIMIENTO

La imagen no esta disponible

En ASCENSORES ABANDO nuestra atención al cliente se materializa en un asesoramiento donde resolvemos cualquier duda o cubrimos cualquier necesidad, por esto, ofrecemos un servicio integral y de calidad.

ASESORAMIENTO

La imagen no esta disponible

previous arrow
next arrow
Slider
Solicite
presupuesto

Por qué respetar el peso máximo de un ascensor

1st enero, 2018
Peso máximo de un ascensor

Peso máximo de un ascensor

¿Por qué es importante el límite de peso del ascensor?

El peso máximo de un ascensor siempre da para bastantes debates. Esa placa en la que se indican el total de kilos que puede soportar el elevador provoca que las personas comiencen a hacer cálculos (¿cuántas personas son 300 kgs.?), a especular sobre si es o no un límite real… todos lo hemos hecho, probablemente.

Pero sí, el límite de peso de un ascensor es muy real, y un asunto de la máxima importancia. Ese límite es fundamental para la buena conservación de la instalación y, por tanto, para la seguridad de las decenas o tal vez cientos de personas que la utilizan a diario.

El peso máximo de un ascensor depende de muchos factores: su superficie, el uso para el que esté diseñado, su velocidad, etc. Como sucede con la mayoría de los productos, no todos los ascensores valen para todos los trabajos. No es igual una empresa en la que se muevan cargas pesadas que un edificio de oficinas, por ejemplo.

Al sobrepasar la carga máxima del ascensor, obligamos a los mecanismos a realizar un trabajo mayor del que deberían hacer. Esto tiene consecuencias, claro, y ninguna de ellas es buena:

1. Puede producir averías: el ascensor puede comenzar a mostrar un comportamiento errático (paradas, bloqueos, etc.) o directamente dejar de funcionar. Y esto, claro, puede llevar a reparaciones potencialmente costosas.

2. Desgaste de las piezas y reducción de la vida útil del aparato. Aunque de entrada no suceda nada, el exceso de trabajo dañará las piezas y deteriorará notablemente la salud del ascensor, lo que puede acabar con él a largo plazo.

3. Incomodidades para los usuarios: evidentemente la experiencia de usuario será mucho peor en un ascensor abarrotado de personas y objetos. Aunque los trayectos sean cortos, ¿realmente merece la pena?

Por lo tanto, y como puedes ver, respetar el peso máximo de un ascensor es muy importante para la salud y la seguridad tanto del aparato como de las personas que lo utilizan.

En cualquier caso, e incluso realizando un uso adecuado del ascensor, las revisiones frecuentes y un buen mantenimiento son fundamentales para mantener la buena salud de la instalación. Y siempre es mejor contar con profesionales para ello.

En Ascensores Abando llevamos desde 1988 trabajando con comunidades, empresas y particulares para solucionar todos sus problemas de movilidad vertical, desde la instalación hasta el mantenimiento.

Contacta ahora sin compromiso con Ascensores Abando en el 944 100 755 o escríbenos a abando@ascensoresabando.com. Estudiaremos tu caso y te ofreceremos una solución personaliza. ¡Te esperamos!